La bicicleta. Es el regalo que más deseábamos todos cuando éramos niños. Sí, también pedíamos un balón, porque nos ofrecía unas sabrosas horas de entretenimiento. Pero la bicicleta… Sabíamos que solo la bicicleta podía abrirnos una puerta a la aventura, al viaje, a la emoción. Solo con la bicicleta podíamos ir más allá de lo que veían nuestros ojos, enriquecer compulsivamente nuestras vivencias, agrandar el horizonte de nuestros sueños. La bici nos hizo vivir y nos hizo vibrar.

 

Actividades

Últimos Eventos Pasados